Archive for the ‘Existencialismo’ Category

Marcel Proust: “Madeleine y Tiempo Recobrado”:

En busca del tiempo perdido  (À la recherche du temps perdu) es una heptalogía de novelas de Marcel Proust, escritas entre 1908 y 1922 y publicadas entre 1913 y 1927 y que consta de siete entregas, de las que las tres últimas son póstumas.  Los siete tomos son, según su orden de publicación:  Por el camino de Swann (editado por la editorial Grasset en 1913, a cuenta del propio autor, y luego en una versión modificada en la editorial Gallimard en 1919). A la sombra de las muchachas en flor (1919, editorial Gallimard; premiado con el Goncourt ese mismo año). El mundo de Guermantes (en dos tomos, editorial Gallimard 1921–1922). Sodoma y Gomorra (en dos tomos, editorial Gallimard, 1922–1923). La prisionera (1925). La fugitiva (1927, a veces llamada Albertine desaparecida).  El tiempo recobrado (1927).  En el primer tomo de En busca del tiempo perdido, (Por el camino de Swann),  se encuentra el famoso fragmento en el que revive literalmente un episodio de su infancia, mientras toma una magdalena mojada en el té. Estas líneas se han convertido quizá en las más conocidas de Proust y reflejan el tratamiento que hace Proust de la memoria involuntaria a lo largo de toda su obra. Concretamente, la alusión remite a un tipo particular de “muffin” con sabor a limón y forma de caracol marino abanicado. La receta tradicional lleva huevos, azúcar, manteca, harina de trigo, levadura y aroma de limón obtenido generalmente de la cáscara. En la receta tradicional francesa, se baten las claras de huevo a punto de nieve para dar más ligereza a la masa.

______________________________________________________________________________________________________

______________________________________________________________________________________________________

En Por el Camino de Swann, la magdalena de Commercy debe su nombre a una joven criada llamada Madeleine Paulmier, que en 1755 elaboró estos pastelitos para el rey de Polonia Stanislas Leszczyński, que tenía un palacio en la localidad. Otras fuentes relacionan las magdalenas con la época de los peregrinajes a Santiago de Compostela, y concretamente con una joven llamada Magdalena que habría servido a los peregrinos unos pastelitos en forma de concha, símbolo de este peregrinaje. Las magdalenas se habrían extendido a lo largo de los caminos de Santiago, lo que explicaría su tradicional implantación en España.

______________________________________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________________

“Un de ces gâteaux courts et dodus appelés Petites Madeleines qui semblaient avoir été moulées dans la valve rainurée d’une coquille de Saint-Jacques”…

___________________________________________________________________________________

Marcel Proust ( 1871 / 1922 ).-

______________________________________________________________________________________________________

Albert Camus:  “Sobre el Universo de Proust”:

“Proust elige la vida interior y, en la vida interior, lo que es más interior que ella, contra lo que en lo real se olvida, es decir lo maquinal, el mundo ciego. Reúne en una unidad superior, el recuerdo perdido y la sensación presente, el pie que se tuerce y los días felices de antaño.  Es difícil retornar a los lugares de la dicha y la juventud.  Esta melancolía es la de Proust. Ha sido bastante potente en él para hacer brotar un rechazo de todo el ser. La grandeza real de Proust es haber escrito El tiempo recobrado, que reúne un mundo dispersado y le da una significación al nivel mismo del desgarramiento. Reto más seguro que una obra de esta índole pueda plantear a la creación es presentarse como un todo, un mundo cerrado y unificado. Se ha podido decir que el mundo de Proust era un mundo sin dios. Si eso es verdad, no es porque en él no se hable nunca de Dios, sino porque este mundo tiene la ambición de ser una perfección cerrada y de dar a la eternidad el rostro del hombre. El tiempo recobrado, en su ambición al menos, es la eternidad sin dios”.- 

______________________________________________________________________________________________________

Albert Camus ( 1913 / 1960 )
Premio Nobel de Literatura 1957.-

_________________________________________________________________________________________________________ 

Pingbacks Aquileana:

Marcel Proust: “Sobre la Lectura”:
https://aquileana.wordpress.com/2008/03/13/marcel-proust-sobre-la-lectura/
Literatura: Nina Berberova: “Nabokov y su Lolita” / Peregrinajes: “Marcel Proust Recobrado”.-
https://aquileana.wordpress.com/2009/08/30/literatura-nina-berberova-nabokov-y-su-lolita-peregrinajes-marcel-proust-recobrado/

_________________________________________________________________________________________________________ 

_________________________________________________________________________________________________________ 
Links Post:
http://aprendizdepanadera.blogspot.com/2009/10/evocando-la-madeileine-proustiana.html
http://www.lamaquinadeltiempo.com/algode/Proust.htm
http://www.joyofbaking.com/madeleines.html
http://retratosdelahistoria.lacoctelera.net/post/2010/01/10/la-madalena-postre-real
http://es.wikipedia.org/wiki/En_busca_del_tiempo_perdidokochen.de/?tag=nachtisch&lang=en&gtlang=es

_________________________________________________________________________________________________________

Read Full Post »

Un Actual Presagio del Pasado: “La Nostalgia”:

________________________________________________________________________________

Decía Kierkegaard que la vida sólo puede ser comprendida mirando hacia atrás, pero que hay que vivirla mirando hacia delante. Y seguramente es cierto, pero, con todo, yo sospecho que cada individuo orienta la suya según una de las tres grandes dimensiónes del tiempo, o que la vive con la vista puesta primordialmente en una de ellas: hay a quien nada le ocupa sino el presente; quien no piensa más que en futuro; y, finalmente, quien parece vivir mirando al pasado; un pasado del que se alimenta su presente y aun le determina en su proyección y previsión del futuro. Espinosa  define a la nostalgia  de la siguiente forma:«El anhelo es el deseo o apetito de poseer una cosa, que es fomentado con su recuerdo y, a la vez, es reprimido con el recuerdo de otras cosas que excluyen la existencia de la cosa apetecida» (Ethica, III. 32d).

________________________________________________________________________________________________

La tristeza se alimenta del presente; la nostalgia lo hace siempre del pasado. Y en cuanto a lo que diferencia a la nostalgia de la melancolía, todo depende de cómo se conciba la segunda. Si la melancolía se entiende como hipocondría, y esta, a su vez, como un temor excesivo e infundado a la enfermedad, tal como hace Kant, es claro que nada de eso tiene que ver con la nostalgia. Y lo mismo si la melancolía es trasladada a un ámbito estrictamente psiquiátrico, ya sea viéndola como un fenómeno asociado al duelo, como piensa Freud, que la considera como la reacción que sigue a la pérdida de un objeto amado, ya sea, como hacen Julia Kristeva y otros, entendiéndola del todo similar a la depresión, o como depresión sin más, evidentemente tampoco; tampoco nada de esto tiene que ver con la nostalgia. Porque del duelo se sale, más tarde o más pronto, pero de la nostalgia jamás; y jamás la nostalgia es una depresión y el nostálgico un deprimido.

________________________________________________________________________________________________

La melancolía es dolor permanente y generalizado, aunque suave, y es esa suavidad la que acaba por confundirse con una suerte de felicidad o placer. La nostalgia, en cambio, ni es sólo dolor ni es generalizada, porque sólo atiende al objeto del que es nostalgia, y sólo respecto a él muestra una permanencia fiel e inamovible. De manera que no estoy yo muy seguro de que la melancolía permita atender a otra cosa que no sea a sí misma, por lo que en consecuencia, tal vez esa fuerza creadora que los románticos le atribuyen sea a la nostalgia a quien propiamente pertenece, y sea a ella a la que, en el fondo, ellos mismos se están refiriendo, sin advertirlo, ciertamente.Una de las definiciones más aproximadas de lo que es se encuentra en la Proposición 36, Parte III de la Ethica de Espinosa:«Quien recuerda una cosa de la que gozó una vez, desea poseerla en las mismas circunstancias que cuando gozó de ella por primera vez». Pero sólo aproximada. Para ser completa habría que añadir que tal deseo resulta estéril e inútil por imposible. Las palabras de Espinosa, en efecto, no son incompatibles con la posibilidad de que haya una segunda vez, y nada nos dicen sobre ello. Pero es justamente esa segunda vez lo que le está vedado a la nostalgia. La nostalgia es engendrada por un pasado que se niega a serlo, como un espectro que se resistiese a abandonar definitivamente el mundo de los vivos.

________________________________________________________________________________________________

De ahí que la nostalgia no consista meramente en añorar, porque cabe añorar lo que en este momento no es, pero puede volver a ser, pero, ¿cómo añorar que lo definitivamente muerto vuelva a estar vivo? «Esta tristeza –dice Espinosa en el Escolio a la Proposición anterior–, en cuanto que se refiere a la ausencia de aquello que amamos, se llama añoranza».  Más acertado que Espinosa en apuntar los rasgos distintivos de la nostalgia se encuentra Descartes, y ello aunque con sus palabras sea también la añoranza lo que pretende definir: «La añoranza –escribe– es igualmente una especie de tristeza que tiene una particular amargura porque siempre va a acompañada por cierta desesperanza y por el recuerdo del placer gozado. En efecto, nunca añoramos más que los bienes de que hemos gozado y que están tan perdidos que no tenemos ninguna esperanza de volver a encontrarlos en el tiempo y de la manera en que los añoramos» [Tratado de las pasiones del alma, Art. 209]. Efectivamente, tal es la definición más certera de lo que es la nostalgia. Y si lo que dice Espinosa resulta insuficiente, porque la añoranza, tal como él la entiende, es compatible con la esperanza de poder volver a gozar de lo que ya se gozó, aunque ahora se halla ausente.  ↑ ↓.-

_________________________________________________________________________________________________________

____________________________________________________________________________________________________

Links  Post:
http://www.nodulo.org/ec/2010/n095p03.htm
http://www.flickr.com/photos/74959682@N00/

___________________________________________________________________________________________________

_________________________________________________________________________________________________

Daily Non Sequitur ComicNon Sequitur. By Wiley Miller:

Non Sequitur Cartoon for 01/09/2010

– “La última, Joe… Me he prometido a mí misma que sólo me casaría con el hombre que pudiera completar correctamente esta sentencia: “El Hombre perfecto es…” Un Oxímoron.Bueno había escuchado que la comida aquí era buena , pero no “Tan Buena”.-

________________________________________________________________________________________

Link http://www.arcamax.com/nonsequitur/s-674512-471912

_________________________________________________________________________________________________

Read Full Post »

Nina Berberova:

“Nabokov y su Lolita”:

Nina Berberova nació en San Petesburgo el 8 de agosto de 1901, en el seno de una familia acomodada. Su padre, armenio, funcionario de alta estirpe, con buen manejo en las artes financieras hasta el arribo bolchevique; su madre, rusa ortodoxa y conservadora. Vivió su adolescencia sofocada por la persecución y el destierro familiar. Fue en 1922 que decidió escapar de la Rusia leninista junto a su compañero de entonces, el poeta Vladislav Jodasevich, de quien Nabokov dijo que era “el crítico y poeta más grande de la literatura rusa del siglo XX”. De ahí en más, llevando a cuestas su lastre de aristócrata expatriada, emprendió un periplo que la acercaría a distintos inquilinatos europeos –Berlín (1922), Praga (1923), Sorrento (1924), París (1925), Suecia (1947)–, hasta recalar finalmente en los Estados Unidos, donde moriría en 1993.

A diferencia de Nabokov, Berberova nunca abandonó el ruso para componer sus escritos; “Nabokov y su Lolita” no fue la excepción. Traducido al inglés y al francés, el ensayo nunca tuvo su traducción española. Al rescate fue el escritor Eduardo Berti, director editorial de La Compañía, quien encargó traducir la versión francesa al castellano y consiguió que el mismo Hubert Nyssen escribiera un posfacio para la edición.

En principio, el análisis crítico del volumen desborda la obra de Nabokov. Para Berberova, la obra de Nabokov encuentra un antes y un después de la publicación de “El Ojo” (1930). Esa colección de cuentos significó el paso de “un buen escritor ruso” a uno de los “escritores fundamentales del siglo XX”. Es allí donde la obra de Nabokov traza sus rasgos distintivos: las manifestaciones del inconsciente, la poética simbolista y la disociación del mundo. Sin dudarlo, Berberova desglosa una serie de marcas narrativas que colocan la escritura de Nabokov a la par de los grandes del siglo XX como Proust, Joyce o Kafka. El éxito que por entonces despertó Lolita fue acompañado por un debate de igual magnitud en torno a la temática desarrollada en la obra. Aquí Berberova planta su rechazo contra las reacciones de la crítica especializada. Para ellos, Nabokov eligió el tema de su novela como novedad ante el desgaste en otras temáticas de composición dramática; una búsqueda de nicho mercadotécnica en pos de la originalidad perdida. Para Berberova, esto es completamente falso, porque ya en sus textos anteriores se percibe un interés manifiesto por las jóvenes heroínas. Además –explica– Dostoievski, quien está ligado de múltiples formas a Nabokov, ya había escrito al respecto. La autora también agudiza su análisis para extirpar algunas reflexiones que rodearon al libro, su lengua de origen y sus traducciones.

______________________________________________________________________

Vladimir Nabokov Dixit:

Después de que se publicó Lolita en París, un crítico norteamericano sugirió que Lolita era el relato de mis aventuras amorosas con la novela romántica. El reemplazo de “novela romántica” por “lengua inglesa” habría sido más correcto. Pero, siento que mi voz se alza en un punto demasiado estridente. Ninguno de mis amigos norteamericanos leyó mis libros rusos y así cualquier apreciación estará fuera de foco. Mi tragedia privada, que no puede ni debe, en verdad, interesar a nadie, es que he debido abandonar mi idioma natural, mi libre, rica, infinitamente libre lengua rusa, por un inglés mediocre, desprovisto de todos esos aparatos -el espejo falaz, el telón de terciopelo negro, las asociaciones y transiciones implícitas- que el ilusionista nativo, agitando las colas de su frac, puede emplear mágicamente para trascender a su manera la herencia común”.-

(Extractos del Epílogo de “Lolita”. Vladimir Nabokov 12 de Noviembre de 1956).-  

____________________________________________________________________________________________________________

Vladimir Vladimirovich Nabokov (1899/1977).-

_________________________________________________________________________________________________________

Links Post:
http://www.diarioperfil.com.ar/edimp/0369/articulo.php?art=14758&ed=0369
http://criticaliteraria.wordpress.com/2007/02/23/lolita-de-nabokov-a-kubrick/

______________________________________________________________________________________________________

Pingbacks Aquileana:
Vladimir Nabokov: “Lolita”:
https://aquileana.wordpress.com/2008/02/18/vladimir-nabokov-lolita/
Vladimir Nabokov: “Eros y Otros Demonios”: “El Hechicero” y “Lolita”:
https://aquileana.wordpress.com/2009/03/01/vladimir-nabokov-eros-y-otros-demonios-el-hechicero-y-lolita/

____________________________________________________________________________________________________________

 Peregrinajes:

“Marcel Proust Recobrado”:

 Todos los años, un sábado de mayo, admiradores de Marcel Proust se reúnen en Illiers-Combray, la ciudad que inspiró “En Busca del Tiempo Perdido”, para recorrerla mientras se leen pasajes del libro…. “Según Proust, los peregrinajes a los lugares que inspiraron una obra están condenados a la decepción. La revelación que nos depara un libro o una pintura no se halla en el paisaje o en el ser que les sirvió de modelo, tampoco en los cuartos o en el taller donde vivió y trabajó su autor. Las verdades sólo se encuentran en uno mismo, jamás en el espejismo de la realidad: ésa es la enseñanza más profunda de À la recherche du temps perdu” …

_________________________________________________________________________________________________________________

LEER MÁS: “El Nenúfar de Sodoma”:

 http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1081169

___________________________________________________________________________________________________________

Pingback Aquileana:

Marcel Proust: “Sobre la Lectura”:
https://aquileana.wordpress.com/2008/03/13/marcel-proust-sobre-la-lectura/

___________________________________________________________________________________________________________

________________________________________________________________________________________________________________

Read Full Post »

Albert Camus:

“El Minotauro o Alto de Orán”

(Extractos de “El Verano/Bodas”):

Ya no hay desiertos, ya no hay islas. Su necesidad, sin embargo, se hace sentir. Para comprender el mundo es preciso a veces apartarse de él; para servir mejor a los hombres tenerlos un momento a distancia… La paciencia de un verdadero aficionado no tiene límites…

El hombre, en medio de esta cantera, ataca a la piedra de frente. Y olvidando por un instante la dura esclavitud que hace posible ese trabajo, no puede menos que admirar. Esas piedras arrancadas a la montaña sirven al hombre en sus designios. Se acumulan bajo las primeras olas, emergen poco a a poco y se ordenan por fin siguiendo una escollera, pronto cubierta de hombres y de máquinas, que avanzan, día tras día, internándose en el mar. Sin salir de su sitio, enormes mandíbulas de acero escarban el vientre del acantilado, giran sobre sí mismas y van a vaciar al agua su exceso de cascotes. A medida que el frente de la cornisa desciende, la costa entera gana terreno irresistiblemente sobre el mar.

Claro está, no es posible destruir la piedra. Tan sólo se la cambia de lugar. De todas maneras, dura más que los hombres que la utilizan. Pero por el momento, sustenta su voluntad de acción. Esto mismo es sin duda inútil. Pero cambiar las cosas de lugar es el trabajo del hombre: es preciso escoger entre hacer esto o nada (Nota a Pie de página del autor: Este ensayo trata de cierta tentación. Es preciso haberla conocido. Después, es posible obrar, o no obrar, pero con conocimiento de causa).- 

Albert Camus (1913 /1960).
Premio Nobel de Literatura 1957.-

___________________________________________________________________________

_____________________________________________________________________________________

Fuente Original Post:

Camus, Albert. “El Verano”/ “Bodas”. Buenos Aires. Sur (Índice). 1970. –

_______________________________________________________________________________________

___________________________________________________________________________

Pingbacks Aquileana:
Albert Camus: “El Verano”: “Los Almendros”:
 https://aquileana.wordpress.com/2009/06/28/albert-camus-el-verano-los-almendros/
Albert Camus: “El Revés y el Derecho”:
https://aquileana.wordpress.com/2009/06/27/albert-camus-el-reves-y-el-derecho/
Albert Camus: “El Extranjero”:
https://aquileana.wordpress.com/2008/03/22/albert-camus-el-extranjero/
Albert Camus: “Novela y Rebeldía” (Extractos):
https://aquileana.wordpress.com/2008/03/18/albert-camus-novela-y-rebeldia-extractos/
Albert Camus: “La Caída” / “La Chute”:
https://aquileana.wordpress.com/2008/03/04/albert-camus-la-caida-la-chute/
_____________________________________________________________________________________
__________________________________________________________________________________________

Read Full Post »

Albert Camus:

“El Verano”: “Los Almendros”:

 

_________________________________________________________________________

“¿Sabe usted?”, decía Napoleón a Fontanés, “lo que más me admira de este mundo?. La importancia de la fuerza para fundar algo. No existen en este mundo más que dos potencias: el sable y el espíritu. A la larga el sable siempre queda vencido por el espíritu”.

Mas hoy las cosas han cambiado… El espíritu perdió aquella garantía real que un conquistador hubo de reconocerle; ahora se agota maldiciendo la fuerza en su imposibilidad de dominarla…

Algunas buenas gentes dicen que esto es un mal. Nosotros no sabemos si lo es; pero sí sabemos que existe. Es menester componérselas; tal es la conclusión que aquí se impone: Para ello basta conocer lo que queremos. Y lo que queremos es precisamente no inclinarnos nunca ante el sable ni dar jamás razón a  la fuerza que no esté al servicio del espíritu.

Verdad es que se trata de una obra sin término. Pero aquí estamos nosotros para continuarla. No creo suficientemente en la razón para adherirme a la idea de progreso, ni tampoco en ninguna filosofía de la historia, pero al menos creo que los hombres nunca dejaron de avanzar en el proceso de adquirir conciencia de su destino.

No hemos superado aún nuestra condición y, sin embargo, cada vez la conocemos mejor. Sabemos que nos hallamos en una situación contradictoria, pero también que tenemos que rechazar la contradicción y hacer todo lo que sea preciso para reducirla. Nuestro cometido de hombres estriba en hallar aquellas fórmulas capaces de apaciguar la angustia infinita de las almas libres. Tenemos que volver a coser aquello que se ha desgarrado, hacer nuevamente concebible la justicia en un mundo tan evidentemente injusto, hacer que vuelva a adquirir significación la felicidad para los pueblos envenenados por la infelicidad del siglo. Por cierto que se trata de un cometido sobrehumano. Pero el caso es que se llaman sobrehumanas aquellas tareas que los hombres cumplen en muy largo tiempo; he aquí todo.

Conozcamos, pues, bien lo que queremos; afirmémonos en el espíritu aun cuando la fuerza para seducirnos asuma la forma de una idea o de un consuelo. Lo principal consiste en no desesperar. No prestemos demasiado oído a quines proclaman el fin del mundo civilizado. Las civilizaciones no mueren tan fácilmente y aun cuando este mundo tuviera que desplomarse, ello acontecería después de que otros mundos se hubiesen hundido. Verdad es que nos encontramos en una época trágica. Pero es asimismo cierto que demasiadas gentes confunden lo trágico con lo desesperado. “Lo trágico”, decía Lawrence, “debería ser como un gran puntapié aplicado a la desgracia”. He aquí un pensamiento sano y de aplicación inmediata. Existen hoy muchas cosas que merecen tal puntapié.

Este mundo está envenenado de desgracias en las que parece complacerse. Está enteramente librado a ese mal que Nietzsche llamaba espíritu de torpeza. No colaboremos con nuestra ayuda. Es vano llorar por el espíritu; basta con trabajar por él. Pero, ¿dónde están las virtudes conquistadoras del espíritu?. El propio Nietzsche las ha enumerado y caracterizado como enemigos mortales del espíritu de torpeza, Para él son la firmeza de carácter, el gusto, el “mundo”, la clásica felicidad, la dura altivez, la fría frugalidad del sabio. Hoy más que nunca son necesarias estas virtudes y cada cual puede escoger aquella que más le convenga a su naturaleza. Frente a la enormidad de la partida en que nos hallamos empeñados no olvidemos en todo caso la firmeza de carácter. No me refiero a aquélla que en los estrados electorales acompaña el fruncimiento de cejas y a las amenazas, sino a aquella que resiste a todos los vientos del mar en virtud de su blancura y de su savia. Ella es la que en el invierno del mundo prepara el fruto”.

_______________________________________________________________________________

Albert Camus (1913 /1960).
Premio Nobel de Literatura 1957.-

___________________________________________________________________________

Fuente Original Post:

Camus, Albert. “El Verano”/ “Bodas”. Buenos Aires. Sur (Índice). 1970. –

___________________________________________________________________________

______________________________________________________________________________

__________________________________________________________________________________

_______________________________________________________________________________________

Read Full Post »

« Newer Posts - Older Posts »

%d bloggers like this: